dialogo.jpg

Programa

Carlo Gesualdo (1560-1613)
Peccantem me quotidie (1603)

Franco Donatoni (1927-2000)
Arpège (1986)

Carlo Gesualdo (1560-1613)
“Io parto” e non più dissi (1613)

Salvatore Sciarrino (1947) 
Lo spazio inverso (1985)

Carlo Gesualdo (1560-1613)
Se la mia morte brami (1613)

Luciano Berio (1925-2003) 
O King (1967)

Carlo Gesualdo (1560-1613)
Moro, lasso, al mio duolo (1613)

Duración: 60 minutos

 

El programa, titulado “Diálogo entre épocas”, conecta dos momentos históricos, dos mundos sonoros, dos formas de concebir la música a través de la producción de diversos compositores italianos de gran relevancia. Este proyecto nació como homenaje al gran músico renacentista Carlo Gesualdo (1560-1613), príncipe de Verona, en el 400 aniversario de su muerte.

La música de Gesualdo ha sido fuente de admiración e inspiración para compositores del s. XX, como Luciano Berio o Salvatore Sciarrino, quien incluso compone una ópera basada en su turbulenta vida. En las últimas composiciones de Gesualdo, concretamente en sus dos últimos libros de madrigales, muchos compositores y estudiosos han visto el reflejo artístico del alma de un compositor atormentado por los terribles crímenes que cometió, al asesinar a su esposa y al amante de ella tras descubrirlos juntos. Los textos resultan ser auténticas biografías musicales, y la música utiliza todo tipo de recursos para subrayar el significado de las palabras. Los llamados “madrigalismos” producen una música de gran carga expresiva y dramática.

Stravinsky afirmaba sobre la música de Gesualdo:

“el contraste entre silencio y sonido, oscuridad y luz, como el que existe entre verano e invierno, estaba mucho más presente entonces que en nuestras vidas. La ciudad moderna apenas conoce el silencio o la oscuridad en su pureza o el efecto de una luz solitaria o de un grito en la distancia”.

Por todo ello, Ciklus Ensemble, asesorado por expertos en música antigua, realizó los arreglos de cuatro piezas para adecuarlos a su formación instrumental, concretamente, los arreglos de un motete y tres piezas del Sexto libro de madrigales. El texto de cada una de ellas, narra en una especie de alegoría poética, los hechos que ocurrieron en el final de la vida de Gesualdo. En el motete Peccantem me quotidie (1603) que significa “Yo he pecado”, el texto expresa el miedo a la muerte de un pecador, y le ruega a Dios que tenga piedad y le salve. En el madrigal Se la mia morte brami (1613) “Si mi muerte es la que anhelan” y en “Io parto e non più dissi” (1613), se hace clara referencia a la polémica creada tras los asesinatos, mientras que “Moro, lasso, al mio duolo” (1613) “Me muero, por desgracia, en mi sufrimiento”, representa el sufrimiento del propio Gesualdo por los hechos que a su juicio, se vio obligado a realizar.

El programa presentaba intercalados entre el motete y los madrigales, obras de compositores más actuales que realizaron su producción durante el siglo XX.

Estos son Franco Donatoni (1927-2000), Salvatore Sciarrino (1947) y Luciano Berio (1945-2003). La obra que Ciklus Ensemble interpretó de cada uno de ellos, es un perfecto ejemplo de su corpus sonoro individual. Un corpus sonoro que bebe en los tres casos de una fuerte unión con la tradición, siendo el interés por las músicas de otras épocas el nexo común más relevante.

Si en las composiciones de Gesualdo quedaba patente su turbulento mundo vital, en las tres obras de Donatoni, Sciarrino y Berio también hay un reflejo en este sentido, quizás no tan íntimo como en el primero, pero igualmente descriptivo para el oyente. La pieza de Donatoni, Árpege (1986), es una suerte de puzzle sonoro, en donde el “juego” con los diversos elementos (retomando lo que él mismo denominó, “el juego lúdico de la invención”) produce un fuerte contraste de sonoridades y atmósferas.

Según el propio compositor:

“en esta pequeña pieza para seis instrumentos el material se transforma hasta llegar a la máxima densidad y la progresiva desfiguración que alcanza el silencio conclusivo.”

El silencio, o la idea del silencio, juega un papel importante en Lo spazio inverso (1985) de Savaltore Sciarrino. Lo spazio inverso viene a ser un gran collage en el que nada es lo que parece, en definitiva, “una manera de aventurarse a través de la forma, del sonido. La imaginación de un mundo sonoro en el que yo entro” explica el propio Sciarrino.

El programa concluye con O King (1968) de Luciano Berio. Una obra compuesta a la memoria de Martin Luther King tras su asesinato en 1967. Una pieza que a modo de un juego luces y sombras va descubriendo por medio de la voz el nombre del destinatario de la pieza, que no es otro que, Martin Luther King.

 

Carlo Gesualdo (1560-1613)

Sparge la morte (Il Quatro Libro di Madrigali.1596)

Luciano Berio (1925-2003) 

O King (1968)